Vitaminas para terneros: La mejor manera de nutrir ganado joven

Cuando se trata del crecimiento adecuado del ganado, las vitaminas juegan un papel esencial en su desarrollo, debido a que participan en diversos procesos. Uno de ellos es la digestión, mientras mejor se digieran los alimentos, más satisfactorio será el crecimiento del mismo. Las vitaminas para terneros deben suministrarse de forma diaria para facilitar dicho proceso, entre otros.

De igual manera, se fortalece su sistema inmunológico que, al contrario, un déficit de vitaminas causaría enfermedades y/o trastornos que afectarían directamente la calidad de su carne y leche.

Vitaminas para terneros

La importancia de las vitaminas para terneros durante los primeros días de vida

Las vitaminas para terneros recién nacidos son esenciales, aunque la madre le proporciona las que necesitan en primera instancia a través del calostro, la efectividad de las mismas para desarrollar el sistema inmune va descendiendo a los pocos días.

Según expertos, se debe comenzar a proporcionar las vitaminas para terneros adicionándolas a la leche, en su segundo día de nacidos y extendiéndose hasta el octavo día. La correcta dosis de minerales y vitaminas durante estos 5 días seguidos preparará la base ideal para un sistema inmunológico eficiente.

En el momento en que se comienza a suministrar la leche maternizada, ésta también debe estar enriquecida con vitaminas para terneros, así como otros elementos que aporten a su óptimo crecimiento.

Las vitaminas para terneros más esenciales

Vitaminas para terneros

La aportación por vía oral de un grupo de determinadas vitaminas para engordar terneros es la manera más efectiva de lograr los resultados deseados.

Sin duda, la más importante es la vitamina B, que debe estar presente en los procesos de acción de las enzimas. Dicha acción transforma las proteínas, las grasas y los carbohidratos, consiguiendo absorber los nutrientes necesarios para el crecimiento. Las vitaminas para terneros desnutridos son muy eficientes en éste aspecto si contienen una adecuada dosis de vitamina B.

Por otro lado, las vitaminas para terneros también deben incluir elementos como zinc y manganeso. Ambos esenciales para un óptimo crecimiento.

La vitamina D, por su parte, puede suministrarse o bien, obtenerse de forma natural cuando el ternero recibe rayos solares. Participa en el proceso de crecimiento óseo, traduciéndose en huesos más fuertes y saludables.

A lo largo de la vida del ternero, es importante mantener su sistema inmunológico en excelentes condiciones. Las vitaminas para terneros capaces de esto son la C y la E, de este modo se protege al animal de enfermedades.

Otras vitaminas para terneros débiles que también colaboran con el crecimiento es la A, sobre todo para el desarrollo de tejidos, en conjunto con elementos como el selenio y el cobre.

Por último, elementos como el hierro son necesarios desde los primeros días de vida para evitar episodios de anemia. Mientras que el yodo colabora con el correcto funcionamiento de la tiroides.

Suministro de las vitaminas para terneros y sus indicaciones

Vitaminas para terneros

Las vitaminas para el crecimiento del ganado son suministradas como suplemento debido a la deficiencia de las mismas en el pasto.

No todos los suelos donde éste crece cuentan con los minerales y vitaminas para terneros que se necesitan para su desarrollo.

Por esta razón, sobre todo en las áreas geográficas donde se presentan periodos de sequía, se planifican y administran de forma oral para complementar lo que no se obtiene con la ingesta de pasturas.

Sin embargo, se debe tener en mente que el exceso de las mismas podría provocar trastornos.

Asimismo, se ratifica la eficiencia de las vitaminas para terneros vía oral por encima de cualquier otras, debido a que, en correcta dosificación, no generan ningún efecto adverso en el animal, además de ser mucho más económicas.

[Total:4    Promedio:5/5]

Dejar un comentario