Vitamina D para recién nacidos, ¡Aprende sobre su importancia!

Las vitaminas tienen un rol importante en el desarrollo humano desde la gestación, particularmente, los neonatos requieren ciertos nutrientes para comenzar a crecer y desarrollarse de forma adecuada. La mayoría de estos los obtienen a través de la lactancia, pero, ¿se debe dar suplementos de vitamina D para recién nacidos?

Sucede que, en estudios realizados a lo largo de los años, se ha demostrado que las cantidades de vitamina D en la leche materna no suele suplir las necesidades de un bebé, por lo que se recomienda complementar estos niveles de alguna otra forma.

Vitamina D para recién nacidos

La fuente más natural de vitamina D para recién nacidos es el sol, todos los pediatras recomiendan exponer a los niños de 0 a 12 meses a los rayos solares durante las primeras horas de la mañana o las últimas horas de la tarde, por lo menos 30 minutos a diario. De esta manera, se produce la síntesis de la vitamina D para niños en su piel.

Importancia y función de la vitamina D para recién nacidos

Es una vitamina esencial para la correcta absorción del calcio y del fósforo. Ambos elementos son importantes para la conformación y crecimiento adecuado del esqueleto. A su vez, también mantiene los niveles necesarios de minerales en los dientes para que crezcan fuertes y sanos. En general, estas vitaminas para bebés recién nacidos colaboran con el fortalecimiento del sistema inmune y cardiovascular. Estas son sus principales funciones.

La importancia de tener niveles adecuados de ésta en la sangre es que, de lo contrario, el cuerpo comienza a extraerla de los huesos para compensarlo. Como consecuencia, la masa ósea comienza a hacerse más blanda y más débil. Dicha enfermedad, conocida como raquitismo, aumenta probabilidades de aparecer ante el déficit de vitamina D para recién nacidos.

Vitamina D para recién nacidos

Otras enfermedades asociadas tienen que ver con el sistema respiratorio, como lo es la bronquiolitis. Asimismo, los niños tienden a sufrir de caries en mayor medida cuando están en etapa de crecimiento, si no han obtenido lo necesario de la vitamina D para recién nacidos.

Administración de la vitamina D para recién nacidos

Muchos padres se preguntan cuál es la vitamina D bebés dosis adecuada para cada día. En general, se recomienda que los niños menores de 1 año requieren de 10 mcg en promedio. No obstante, como cada bebé es distinto, siempre se debe tener la opinión y aprobación del pediatra para conocer la cantidad adecuada, y cuál es la mejor forma de proporcionársela.

Vitamina D para recién nacidos

Como en muchos países existen épocas del año donde no hay sol, o pasan la mayor parte del año nublados, los niños que nacen en estas épocas o zonas geográficas tienden a presentar deficiencia de esta vitamina. En estos casos específicos, es donde generalmente de recomienda el uso de suplementos de vitaminas para bebés de 2 meses a 1 año, esto previene las enfermedades asociadas con la poca cantidad de vitamina D para recién nacidos, pero debe haber supervisión médica obligatoria.

El uso de estos suplementos debe ser en las dosis recomendadas por el médico, puesto a que existen riesgos de la vitamina D bebés efectos secundarios, como el exceso de calcio en sangre, cólicos, diarrea, vómitos e incluso erupciones cutáneas.

Aquellos neonatos que son alimentados con leche materna requieren de una dosis de 400 UI por día, la misma cantidad recomendada para bebés alimentados con leche de fórmula que esté enriquecida con la vitamina en cuestión, es lo recomendado al momento de administrar vitamina D para recién nacidos. La leche, a su vez, proporciona las vitaminas A C D en recién nacidos.

[Total:3    Promedio:4.3/5]

Dejar un comentario