Vitamina D para perros: ¡Cómo administrar correctamente!

Los animales, al igual que los humanos, necesitan de nutrientes a diario para que sus cuerpos puedan cumplir todas las funciones y para evitar enfermedades. En particular, los perros domésticos suelen necesitar los mismos nutrientes que sus dueños, no obstante, no en las mismas dosis. Es importante aprender cómo suministrar la vitamina D para perros, debido a que en dosis muy bajas o muy altas puede desencadenar consecuencias adversas.

La principal función de la vitamina D en el organismo de estos animales es la de estimular el metabolismo del fósforo y el calcio. También es importante para el funcionamiento cardíaco y el desarrollo de los músculos.

vitamina D para perros

Siempre se recomienda que la vitamina D para perros se proporcione a través de la alimentación. Sólo en casos donde el veterinario de confianza recomiende suplementos, son aptos para complementar los niveles de la misma en el organismo de la mascota.

Alimentos que proporcionan la vitamina D para perros

Bien sea que se elija alimentar al can con comida para humanos o comida para perros, ésta debe ser de calidad y contar con los nutrientes más esenciales, ya que de esto depende su desarrollo y crecimiento.

En general, los alimentos que aportan la vitamina D para perros son el hígado y los huevos (ambos son excelentes fuentes de vitamina A para perros), la carne de pescado azul, y los cereales.

Las dosis adecuadas de vitamina D para perros

vitamina D para perros

La vitamina D para perros dosis diaria debe mantenerse en el valor de 120 ng/ml como máximo, y de 100 ng/ml como mínimo. Esta cantidad también se toma como referencia al momento de proporcionar vitamina D para gatos.

No obstante, cada perro es distinto. Entre ellos, varía la raza, el peso, la edad, el sexo y la talla, por lo que las necesidades pueden cambiar de uno a otro. La mejor manera para saber la dosificación de vitamina D para perros es consultándolo con el veterinario. En base a las características y datos mencionados, el especialista determinará las necesidades de la mascota.

Es posible proporcionar la dosis de vitamina D3 en perros a través de suplementos, estos se pueden obtener en tiendas de mascotas y se debe optar por marcas de buena calidad. Cabe destacar que esto sólo puede hacerse si el veterinario lo ha aprobado, en casos donde la alimentación del perro no suple sus necesidades del nutriente en cuestión.

Consecuencias del exceso de vitamina D para perros

Bien sabemos que todo en exceso puede resultar nocivo y para los animales domésticos no hay excepción. Se ha demostrado, a través de múltiples estudios, que el exceso de vitamina D en animales acarrea problemas de salud.

vitamina D para perros

Por ello es tan necesario mantenerse dentro de la dosis recomendada de vitamina D para perros. Durante su etapa de cachorros, consumirla en exceso podría provocar deformidades en sus dientes y mandíbula. En general, la hipervitaminosis de la vitamina D está asociada con malformaciones de músculos y esqueleto.

Con esto suelen venir síntomas notables, dentro de los que destacan la pérdida considerable de peso, convulsiones o temblores de los músculos, vómito, estreñimiento y debilidad, así como aumento de babeo. Ante esta posible intoxicación por exceso de vitamina D para perros, se debe acudir al veterinario cuanto antes.

Cualquier aspecto referente a la alimentación de las mascotas es muy delicado y requiere de mucha atención, debido a que ellos no procesan los alimentos y los nutrientes de la misma forma que nosotros. Jamás se debe ofrecer algo a un perro si no se está seguro de lo que pueda causar en su organismo.

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar un comentario